La Comunicación

La Comunicación en la Pareja

Comunicación en Pareja

La comunicación en la pareja muchas veces sufre un deterioro.Lo que antes era todo color de rosas, ahora es algo gris y monótono. Por ello, muchas veces las mujeres están inmersas en relaciones donde el diálogo se vuelve escaso.

Cuando estás en pareja, sobre todo conviviendo en el mismo hogar, muchos factores pueden influír para que la comunicación se vea resentida.Y la falta de diálogo dentro del hogar tiende a llevarte hacia el aislamiento.

Hay mujeres que se preocupan porque no reciben ninguna señal de comunicación de parte de su pareja; pocas palabras , escaso contacto visual, pocas señales de afecto…

Y esta falta de comunicación (verbal y no verbal), estos silencios las hace sentir cada vez más solas.Es más, muchas veces en estas situaciones, hay mujeres que deciden ellas mismas llenar esos silencios, proponiendo, hablando, tomando la iniciativa…

Tal vez luego de concluído el período de “luna de miel” de la pareja, la comunicación (por ejemplo en un matrimonio) se vuelve rutinaria al igual que la vida diaria compartida: previsible, monótona y aburrida en algunos casos.

Seguramente la pareja se ve atrapada en un ritmo de vida acelerado, llenos de ocupaciones. Muchos  hombres  casados, tienen tendencia a enfocarse más en el trabajo y las responsabilidades, desligándose de aspectos simples y muy importantes, como el compartir, el comunicarse, el saber escuchar.

La mujer en tanto, se hace tiempo para conversar porque necesita hacerlo y porque quiere hacerlo…aunque su pareja no.

A veces este deterioro en la comunicación , en la capacidad de diálogo en una pareja, no se debe a la falta de amor, sino sencillamente a destinar un tiempo “sagrado”: sólo para dialogar y compartir.

Sin dudas que para que una pareja funcione, hay que saber dar y recibir. Las mujeres por lo general encontramos más fácil dar, amar, entregarnos, aunque nos cuesta aprender a recibir…

Y cuando la pareja no lo retribuye comenzamos a interpretar y a generalizar: “todos los hombres son iguales” “a todos los hombres les cuesta expresar sus sentimientos”, etc.

La generalización es una distorsión que genera más interferencia en la comunicación.Esto obstaculiza cualquier solución.Otras razones por las que falla la comunicación en la pareja:

  • Porque hablamos mucho y no escuchamos al otro…
  • Porque se usa un tipo de comunicación por “indirectas”( “parece que nadie se da cuenta de que yo también vengo de trabajar y estoy cansada”)
  • Porque nos ponemos a la defensiva en lugar de sentarnos a conversar (“¿qué me quieres decir con eso???”)
  • Porque a veces no decimos lo que realmente sentimos…

Claves Para Mejorar la Comunicación Con Tu Pareja 

  • Cuando te comuniques con tu pareja, escucha atentamente lo que tiene para decir y tómate algunos segundos para analizar y luego responder!
  • Intenta generar un clima de “rapport” o “sintonía”: refleja un poco los gestos de tu pareja, háblale en un tono de voz similar;si el volumen es alto, debes hablar al mismo volumen pero tendiendo hacia abajo…cada vez menos volumen; indúcelo a que te mire a los ojos…
  • Nunca intentar resolver un problema de pareja estando cansados o alterados.Tratar de hacerse de un espacio común en el cuál la pareja tenga tiempo y cierta tranquilidad.
  • Ve al punto: sin dar vueltas, pero siendo asertiva al momento de comunicarte (ni ser pasiva resignando tu punto de vista, ni ser agresiva tratando de imponerte a toda costa)… decir lo que tengas para decir de manera equilibrada y clara!
  • Expresa tus sentimientos también de manera asertiva:expresar cómo te sientes, y que es lo que no te gusta de la otra persona, con respeto y claridad: se trata de que el mensaje le llegue a tu receptor lo más claramente posible.
  • Cuando hay algún litigio, alguna discusión, evita las generalizaciones (“siempre eres igual”, “no cambias nunca” etc)….éstas te alejan de la solución y le caen mal a otras personas.
  • No mientas: la mentira lleva a la desconfianza y a un mal clima.
  • Plantear nuevas metas y desafíos para la pareja: actividades compartidas, algún espacio común y por cierto, también es clave que cada uno tenga algún espacio/actividad propia: las parejas simbióticas pierden perspectiva a lo largo del tiempo , se vuelven anodinas y muchas veces se estancan.